Proyecto Dental 2016

Se llevó a cabo durante las 2 primeras semanas de agosto de 2016 en la isla de Santo Antão de Cabo Verde. El primer proyecto de SMILES lo formó un grupo de 13 voluntarios, entre los que colaboraban 9 dentistas. El viaje no pudo haber ido mejor: mas de 500 personas recibieron sonrisas nuevas, entre ellas 94 eran niños.
equipa

En agosto de 2016, 13 voluntarios del proyecto SMILES aterrizaron en Santo Antão (Cabo Verde). El objetivo no podía ser mas sencillo: Dar y recibir sonrisas en comunidades de difícil acceso y escasez de recursos. Durante 2 semanas, el equipo de dentistas y auxiliares presto apoyo sanitario a mas de 500 personas, de las cuales 94 eran niños.
La escasez de recursos monetarios y la dificultad de acceso a tratamientos odontológicos, y el consumo de los omnipresentes refrescos y otras bebidas azucaradas, pueden ser señaladas como los causantes de los problemas dentarios de la población de las 6 aldeas visitadas por SMILES. No pudiendo soportar el costeo de una visita al dentista (las consultas tienen un coste medio de 1.000 escudos = 10 Euros), los habitantes de la isla optan por no seguir ningún tratamiento, provocando así el deterioro de su salud bucal.
SMILES es una organización no gubernamental (ONG) fundada por Oliver en 2016, que pretende corregir esta tendencia y ofrecer cuidados odontológicos a las poblaciones mas necesitadas.
Cabo Verde fue el destino elegido para la primera misión de SMILES por su relativa seguridad y pocas incidencias de enfermedades infecciosas como la malaria en comparación con otros países africanos. Su proximidad al mar fue también un factor decisivo a la hora de eligir destino: por un lado era importante para los voluntarios poder tener contacto con la naturaleza durante su tiempo libre; por otro lado, permitía compaginar los tratamientos bucales con la segunda idea de SMILES, el proyecto “BOA ONDA” (Buena Ola).

El proyecto Boa Onda tuvo como objetivo fomentar la interacción entre los voluntarios y la comunidad joven, a través de la practica de deportes acuáticos. Antes de la llegada a Cabo Verde, fue recopilado diverso material de Surf y Body-Board, que fue repartido por el equipo de SMILES en las aldeas visitas entre la gente mas joven.
En la isla de Santo Antão, los voluntarios de SMILES contaron con la experiencia y ayuda de Jailson Carvalho de la ONG “Dar as mâos” (dar las manos). Gracias a sus conocimientos de la isla todos los aspectos logísticos relacionados con el transporte, alimentación y alojamiento ya estaban organizados en las diferentes aldeas antes de la llegada de los voluntarios. El coste total del viaje fue soportado por los propios voluntarios del proyecto, cubriendo de su propio bolsillo los gastos de transporte, alojamiento y alimentación, así como el material y equipo necesario para la prestación de atención básica sanitaria. En un futuro Oliver espera que el proyecto pueda ser financiado por donaciones, para que los voluntarios no tengan que soportar los altos costes del viaje.

Galeria

Entradas Recientes